Cómo abonar un bonsai

Todos los humanos comemos cada día. El alimento es imprescindible para seguir existiendo en este plano. Las plantas se alimentan de los nutrientes que extraen del suelo. Los bonsáis, como viven en macetas pequeñas, pueden llegar a consumir todos los nutrientes que hay en la tierra. Por tal motivo, tenemos que ir reponiendo mediante el abonado los elementos que consume nuestro bonsái.

Hay que abonar sobre todo en los momentos de fuerte crecimiento del ejemplar, es decir, en primavera y a principios de otoño. Se recomienda un abono con una proporción balanceada 𝐍𝐏𝐊 𝟓𝟒𝟓 para fortalecer el árbol en temporadas de rápido crecimiento.

Hay que abonar el bonsái de manera regular. Es mucho mejor abonar en pequeñas cantidades pero frecuentemente, que hacerlo en exceso y con poca frecuencia. No hay que esperar que el árbol llegue a verse débil y amarillento para volver a abonar.

Comparte tu aprecio:
Imagen por defecto
Alberto Fuentes
Me apasionan el arte bonsai y la espiritualidad. Y me encanta nutrirme sobre estos dos mundos. Llevo algunos años haciéndolo y no se me ocurre un mejor lugar en el que dar rienda suelta a mi conocimientos que aquí, en Axbo. Y continuaré haciéndolo mientras las personas que nos leen y nuestros clientes-amigos sigan confiando en nosotros.
Artículos: 11

Deja un comentario