Cómo regar un bonsai

Un bonsai podría morir fácilmente si se queda sin agua durante más de un día en pleno verano. Esto puede hacer que mantener vivo un árbol en una maceta parezca un gran compromiso; sin embargo, tan pronto como te adaptas, se convierte en una parte esencial de tu rutina como cepillarte los dientes. Por lo general, llevar un horario de riego adecuado requiere solo un poco de disciplina.

Cuando veamos que la planta necesita agua hay que regar en abundancia, lo que quiere decir “regar hasta que toda la tierra esté completamente empapada”. Para conseguir esto se precisa una regadera con una rosa de agujeros muy finos, para que el agua salga con suavidad.

Los bonsáis se riegan superficialmente una primera vez, para que la humedad abra los poros de la tierra. Al cabo de unos minutos se vuelven a regar a fondo, hasta que el agua salga por los agujeros de drenaje. Puede usar lanzas de riego que se adaptan a las mangueras o bien regaderas especiales para bonsái.

Debes tomar en cuenta que usualmente se matan más bonsai por ahogamiento que por sequía. Demasiada agua estancada durante demasiado tiempo matará de hambre a las raíces debido a la falta de oxígeno, después de lo cual morirán y comenzarán a pudrirse. Para cuando notes que no todo está bien, puede ser demasiado tarde… Incluso si no es así, tu primera reacción podría ser darle a la planta un poco más de agua, ¡por si acaso…!

Stick test

El principal problema con el riego de los árboles recién adquiridos es adivinar cuán húmedo puede estar el suelo debajo de la superficie, el cual, puede dar la apariencia de estar bastante seco.

Existe una manera fácil de saber cuánta humedad hay en el suelo, en el fondo de la maceta. Toma un palillo de madera blanda (Kuài Zi – palillo chino) y empújalo directamente al suelo, hasta el fondo del recipiente. Si sientes que golpea una raíz, prueba con otra parte de la maceta; las esquinas son las mejores. Déjalo en esa posición durante 20 minutos, luego retíralo. Siente suavemente la punta que estaba enterrada en el sustrato. Si se siente húmedo, no hay necesidad de regar todavía. Si está parcialmente seco, debes regar. Si se siente completamente seco, ¡ya deberías haber regado el árbol!

Trata de no tener el hábito de regar a la misma hora todos los días, independientemente del clima y la temporada. Usa el palillo para revisar todos los días durante el primer año más o menos, hasta que domines el riego con la observación. Te sorprenderá cuánto cambiarán los requisitos de agua de tu bonsái a medida que pasen las semanas.

Información e imágenes obtenidas y traducidas de The bonsai Handbook, David Prescott, Pag 102-106

¿me ayudas a llegar a más gente? 🚀
Imagen por defecto
Alberto Fuentes
Me apasionan el arte bonsai y la espiritualidad. Y me encanta nutrirme sobre estos dos mundos. Llevo algunos años haciéndolo y no se me ocurre un mejor lugar en el que dar rienda suelta a mi conocimientos que aquí, en Axbo. Y continuaré haciéndolo mientras las personas que nos leen y nuestros clientes-amigos sigan confiando en nosotros.
Artículos: 11

Accede a nuestras promociones

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a nuestro contenido y obtener cupones de descuento.

Deja un comentario